Juan Mateos

Juan Mateos

El bien no hace ruido, ni el ruido hace bien...

Juan Mateos Alvarez, Jesuita español nacido en 1917, profesor emérito del Pontificio Instituto Oriental de Roma, y uno de los más reconocidos especialistas en liturgia siriaca a nivel mundial, fue traductor junto con Luis Alonso Schokel, de la Nueva Biblia Española de Ediciones Cristiandad, traducida mediante los más modernos métodos de la língüística y la estilística, y es autor de numerosos libros que giran en torno al mensaje de Jesús en el Nuevo Testamento.

Hombre de cultura enciclopédica, dedicado a su labor con entrega y amor por la humanidad, nos devolvió la frescura y la novedad de los Evangelios, cuyo mensaje ha sido falseado y deformado a través de los siglos.

Al leer los libros de Juan, nuestro corazón se pone en ascuas, al descubrir y experimentar la más grande noticia que hayamos escuchado: Dios es Padre y el Hombre es su Hijo, el propósito de tal Padre es que le hombre sea humano plenamente, desarrollando todas las potencialidades que lleva dentro y que resaltan el valor de la persona humana, haciendo posible el conciliar la fe cristiana con la razón, la ciencia y la modernidad.

Juan Mateos falleció en Málaga el 23 de Septiembre de 2003 a los 86 años de edad.

Pero ahora que se ha ido con Jesús, su obra inspira nuestra labor y su espíritu anima este sitio.

lunes, 21 de marzo de 2011

Nueva Biblia Española




NUEVA BIBLIA ESPAÑOLA
Traducción dirigida por
Luis Alonso Schökel y Juan Mateos

Llamará sin duda, la atención el título dado a esta Biblia.
No se denomina “nueva” por ser la más reciente, sino por los criterios lingüísticos y literarios con que se realizó la versión. Hasta ahora se había traducido la Biblia por correspondencias sintácticas, palabra por palabra, trasvasando simplemente el vocablo hebreo o griego a su correspondiente en castellano. Eran constantes –sobre todo en Isaías, Job y san Pablo- los pasajes que nada nos decían hoy por no corresponder a nuestras formas de pensamiento y expresión. Por tratarse del libro de la Revelación se consideraba únicamente su contenido dogmático, olvidando el ropaje literario que servía de vehículo a esa revelación. Era traducida por teólogos, pero para teólogos. Así se fue formando un llamado “lenguaje bíblico”, de palabras y giros en desuso, una especie de idioma clerical, escolástico y culterano sin vibración alguna en estos momentos. Ocurrió esto en España y fuera de España.

“Nueva Biblia Española” parte de técnicas y principios muy distintos fruto de los últimos avances de la lingüística. Los idiomas no se corresponden por palabras sino por estructuras idiomáticas, lo que el profesor Eugene A. Nida, máxima autoridad en la materia, denomina “equivalencias dinámicas”. Sólo sometida a esta norma, podrá lograr una versión fidelidad al texto original y a nuestro idioma. Traduciendo por ejemplo Proverbios 25,21: “así amontonarás ascuas sobre su cabeza”, quedamos a oscuras. No, en cambio, utilizando nuestro correspondiente modismo: “harás que se abochorne”. Su versión literal resulta, por lo tanto, fiel a las palabras, pero radicalmente infiel al contenido, que no entendemos ni está de acuerdo con el contexto.

A este criterio lingüístico, aplicado por vez primera de forma sistemática a la traducción de la Biblia, se debe la novedad de esta versión y su diferencias de cuantas se han hecho hasta el presente en cualquier idioma moderno. Paralelo a él sigue el aspecto literario. No aparece en ella el “lenguaje Bíblico” , sino el castellano puro y cristalino que hoy hablamos, acorde siempre con el estilo del libro que se traduce. Aquí radica una de las maravillas de esta traducción, que ha conseguido en castellano el ritmo, sonoridad e imágenes del original hebreo y griego, como señalaron el profesor Nida y el hebraísta M. Delcor. Proverbios se traduce como refranes castellanos, Cantar de los Cantares, como la poesía amorosa de nuestros Cancioneros, los Profetas y Job, al modo de la literatura de protesta.

“Nueva Biblia Española” no se tradujo sólo para teólogos o clérigos, sino para todo lector que anhela conocer la Palabra revelada, pero expresada en páginas que forman en su conjunto la máxima realidad de la literatura universal. Job y el Cantar figurarán siempre entre las ocho máximas creaciones literarias del hombre. Ahora podrán leerse con idéntica facilidad y comprensión que los lectores de su tiempo. De la versión de Job escribió un gran hebraísta: “Leyendo en alto la traducción de Job tengo la impresión de que la lengua de Cervantes no sólo consiguió verter al máximo el texto hebreo, sino que ensalzó el arte poético del escritor sagrado” (M. Delcor, “Bíblica” 54, pág. 441).

5 comentarios:

pando dijo...

Todo lo que se escriba sobre la Palabra de Dios, es bueno, muy bueno. Me gustaria saber si ya se encuentra en el mercado, o como lo puedo comprar. Estoy muy interesado en la nueva Biblia Española.

allison dijo...

primero que nada muchas bendiciones,me gustaria saber si esta version se puede encontrar online o disponible para descargar,yo la descarge y venia en ingles.bueno ,eso es todo .gracias.

allison dijo...

primero que nada muchas bendiciones,me gustaria saber si esta version se puede encontrar online o disponible para descargar,yo la descarge y venia en ingles.bueno ,eso es todo .gracias.

SIETE HERMANOS dijo...

La sagrada escritura es nuestra oración en la cuaresma

SIETE HERMANOS dijo...

La sagrada escritura es nuestra oración en la cuaresma